Kenia: Los obispos rechazan la iniciativa de implementar la «educación sexual integral» y el aborto

Kenia: Los obispos rechazan la iniciativa de implementar la «educación sexual integral» y el aborto

NAIROBI, 24 de junio 20/11:11 am (ACI).- Los obispos de Kenia han expresado su firme oposición a los intentos de implementar la Educación Sexual Integral (CSE) en las escuelas por el control del embarazo adolescente, así como la ley del aborto introducida en el Senado.

«Estamos totalmente opuestos a aquellos que tratan de introducir la Educación Sexual Integral en las escuelas como una manera de frenar el embarazo adolescente», dijeron los obispos en un comunicado leído al final de la misa televisada el domingo 21 de junio.

Además, tuvieron la oportunidad de denunciar los numerosos riesgos a los que los niños están expuestos en medio de las restricciones COVID-19, como la violencia doméstica, el abuso de alcohol y sustancias, la contaminación y la falta de necesidades básicas debido a «sus vulnerabilidades relacionadas con la edad».

«Los sólidos valores familiares y la responsabilidad personal en la educación y protección de los niños pueden ayudar en gran medida a erradicar o reducir significativamente la explotación sexual infantil y los embarazos adolescentes resultantes que dispersan los objetivos de vida de nuestros amados hijos», dijo el obispo Joseph Mbatia en su declaración en la Basílica Menor de la Sagrada Familia en Nairobi.

La protección de los niños es «responsabilidad de todos», señalan los obispos e instan a los padres, tutores y cuidadores a «priorizar el bienestar y la seguridad de sus hijos, incluso mientras realizan sus actividades diarias en busca de ingresos».

«Los padres tienen el privilegio y la obligación que Dios les ha dado de dar su vida y de nutrir todas las vidas que traen, especialmente en materia de virtudes, valores y desarrollo del carácter, incluida la educación en la sexualidad humana apropiada para cada edad», dijo el obispo Mbatia, que también es presidente de la Comisión Católica de Salud de la Conferencia de Obispos Católicos de Kenia (KCCB).

«Nadie más puede cuidar y enseñar a sus hijos acerca de las cosas de la vida es mejor que tú», dijo.

Los obispos expresaron su oposición a la CSE después de que se publicara una encuesta del Sistema de Información Sanitaria de Kenya que mostraba que 152.829 adolescentes, de 10 a 19 años, quedaron embarazadas durante un período de cuatro meses, durante el cual las escuelas cerraron debido a la pandemia COVID-19.

Un grupo de kenianos, incluido el profesor George Magoha, secretario de la Oficina de Educación, cuestionó la autenticidad de las estadísticas, calificándola como una campaña clandestina para justificar la introducción de la CSE.

«Cuestiono la tasa de embarazo porque está manipulada. ¿Quién está dando estos números? ¿Están las ONG detrás de la educación sexual empujando con estas cifras?», dijo al periódico Standard de Kenia.

Los obispos renovaron su oposición a la CSE en una campaña en línea destinada a recoger al menos 10.000 firmas.

«También nos oponemos al proyecto de ley sobre el aborto en el Senado», dijeron los obispos en su declaración, refiriéndose a la ley de salud reproductiva de 2019.

El proyecto de ley aboga por el «aborto seguro, legal y asequible», los servicios de «planificación familiar» para adolescentes, gestación subrogada, bebés a beaker, así como la CSE, temas que destacaron durante la controvertida Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (ICPD25).

Los obispos también enviaron sus condolencias a las familias que perdieron a sus seres queridos debido al coronavirus e instaron al gobierno a «apoyar a las familias afectadas para enterrar con dignidad a sus seres queridos que sucumbieron a COVID-19».

Kenya confirmó al menos 4.738 casos de COVID-19, 1.607 recuperaciones y 123 muertes relacionadas.

«Hay quienes, por desgracia, están infectados o afectados por la enfermedad. No debemos estigmatizarlos; todos nos necesitamos el uno al otro», dijeron los obispos.

Por último, instaron a todos a ser caritativos «con estos hermanos y hermanas infectados o afectados, que recientemente se recuperaron y fueron dados de alta de los hospitales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *