Coronavirus: Orden del Santo Sepulcro pide ayuda para los cristianos de Tierra Santa

Coronavirus: Orden del Santo Sepulcro pide ayuda para los cristianos de Tierra Santa

JERUSALEM, 24 de junio 20 / 03:30 pm (ACI).- Los cristianos de Tierra Santa se enfrentan a una segunda ola de la pandemia de coronavirus, que desde el principio causó graves daños económicos a una población que ya luchaba por desarrollarse debido al conflicto entre palestinos e israelíes.

Ahora, con la suspensión de las peregrinaciones para evitar una mayor propagación del virus, la situación de muchas familias cristianas, cuya economía dependía del flujo de cristianos de todo el mundo, ha empeorado.

En declaraciones a EWTN y ACI Prensa, la agencia de habla hispana del grupo ACI, el cardenal Fernando Filoni, Gran Maestimiento de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, señaló que «todas las familias, todas las actividades están en crisis. Por lo tanto, la noticia que indica que podría haber un retroceso en relación con COVID-19 está generando una gran preocupación.

En este sentido, expresó su confianza en que las autoridades podrán detener el nuevo brote de la pandemia a tiempo «y que las peregrinaciones se reanuden lo antes posible», ya que, en gran medida, el futuro de las comunidades cristianas en Tierra Santa depende de ellas.

Sin embargo, el Gran Maestro explicó que la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén está haciendo grandes esfuerzos para ayudar a las familias cristianas, para quienes ha abierto un extraordinario fondo de ayuda financiera.

«La Orden, que tiene una gran responsabilidad de contribuir a la vida de la Iglesia en Tierra Santa, ya había establecido un fondo para las necesidades generales, pero debido a COVID-19, que creó numerosas dificultades que no esperábamos, y teniendo en cuenta que muchos miembros se preguntaban ‘qué vamos a hacer por Tierra Santa’, hemos abierto un fondo para que cualquiera que quiera participar generosamente pueda proporcionar dinero adicional para ayudar a las familias allí», dijo.

Es «un acto de generosidad, un acto de caridad con familias que no tienen ingresos. Sabemos que las familias cristianas a veces son pobres, y darles una respuesta es también una manera de preocuparse y también de asumir un poco de su difícil situación».

Del mismo modo, el cardenal Filoni destacó la importante labor educativa y de convivencia que la Iglesia Católica lleva a cabo en Tierra Santa, donde «tenemos 40 colegios, institutos y colegios universitarios», escuelas actualmente cerradas por la pandemia.

Estas escuelas, recordó el cardenal italiano, están abiertas a toda la comunidad local, no sólo a los católicos, sino también a los cristianos de otras religiones, musulmanes y judíos.

Publicado originalmente como ACI Prensa. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *